Pásalo utiliza cookies propias y de terceros para analizar tráfico y para publicidad. Si sigues navegando aceptas nuestra Política de Privacidad.

Los calvos están de moda y se les considera más maduros e inteligentes

Se acabaron las angustias por los primeros pelos que aparecen en el lavabo en cantidad excesiva. Las últimas investigaciones médicas y psicológicas conceden a la calvicie muchos atractivos. Aquella imagen de los calvos como viejos prematuros ha cambiado radicalmente, y hoy se considera a los calvos como hombres duros, en plena madurez e inteligentes. Durante […]
autor Enzo Argüelles
tiempo de lectura 3 min
Actualizado: 10 may 2017Publicado: 9 may 2017

Se acabaron las angustias por los primeros pelos que aparecen en el lavabo en cantidad excesiva. Las últimas investigaciones médicas y psicológicas conceden a la calvicie muchos atractivos.
Aquella imagen de los calvos como viejos prematuros ha cambiado radicalmente, y hoy se considera a los calvos como hombres duros, en plena madurez e inteligentes.

Durante muchos años, siglos más bien, la calvicie causaba pánico entre los hombres y rechazo entre las mujeres. Las fórmulas para frenar la caída del cabello ocupaban un buen porcentaje de la publicidad en televisión. Y la investigación de las ‘entradas’ centraba la mayor parte del tiempo que los hombres pasaban ante el espejo.

Pero todo ese terror se está acabando. No para todos, claro. Pues siguen de moda los implantes capilares y son muchos los famosos que pelean por seguir utilizando el peine. Pero sí para muchos.

Y la prueba es que un gran número de investigadores presentan estudios en los que afirman que la calvicie ha evolucionado socialmente, y hoy se identifica con madurez, inteligencia y capacidad diplomática. Incluso prestigiosos analistas llegan a afirmar que hoy en día los calvos imponen su autoridad social sin causar rechazo.

Quizás Hollywood y los deportistas hayan tenido mucho que ver en este radical cambio de percepción social. Atletas, jugadores de baloncesto, futbolistas de fama mundial se enfrentaron a su caída del cabello apostando por el afeitado de su cabeza. Eran los ídolos de niños, jóvenes y mayores, y comenzaban a salir a la calle sin un solo pelo en la cabeza.

Incluso muchas películas cambiaron a los protagonistas guapitos y repeinados por personajes dominantes, duros y sin pelo. Como Bruce Willis o The Rock.

Así, los estudios que reflejan la percepción social de nuestros días presentan una imagen que se parece bastante al papel de todos estos personajes. Los hombres calvos son percibidos como socialmente más maduros, inteligentes, educados y honestos en comparación con los hombres que presumen de mata de pelo. Los investigadores creen que la calvicie ha evolucionado socialmente, está más de moda y se identifica para señalar a hombres que ejercen una posición masculina pero que no se ve como una amenaza.

Así que, si bien la altura y la musculatura siguen siendo los signos más típicos del atractivo masculino, la calvicie ya no resta. Y además aporta al hombre el reconocimiento de otras cualidades sociales.

Otra conclusión para alegrar la vida a los calvos ( en el presente o en un futuro no muy lejano) y para diferenciarlos radicalmente de lo que fueron los años 60, con el entonces triunfo arrollador de la melena masculina, lo afirman los investigadores de la Universidad de Barry, en Florida. Los resultados de su estudio mostraron que los hombres con una gran cabellera tienen hoy las calificaciones más bajas de madurez social.

Unas maravillosas noticias para el 45 por ciento de los hombres, que a la edad de 35 años empiezan a notar cómo pierden cabello. Y esta pérdida aumenta al 65 por ciento cuando se llega a los 60 años.

¡Ah! Y sí, la calvicie se hereda. Es fácil que viendo al padre de tu novio te puedas imaginar su cabeza cuando sea mayor.

Pero por si estas noticias fueran poco para que los calvos se feliciten, una investigación americana asegura que incluso tienen más alud.

Se trata de un estudio realizado en 2010 también que señala que los hombres que comienzan a ser calvos a una edad temprana son hasta un 45 por ciento menos propensos a ser víctima de cáncer de próstata en la edad avanzada.

Lo afirman los científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en Seattle, donde estudiaron a 2.000 hombres de 40 a 47 años de edad, la mitad de los cuales habían sufrido cáncer de próstata.

“Al principio, los resultados fueron sorprendentes”, dijo el profesor Jonathan Wright, que dirigió el estudio. “Pero descubrimos que la calvicie temprana se asoció con una reducción de entre un 29 a un 45 por ciento en el riesgo de padecer cáncer de próstata”.

Noticias | Salud | Religión | Viajando con Héctor | Curiosidades | Deportes
Política de Privacidad