Pásalo utiliza cookies propias y de terceros para analizar tráfico y para publicidad. Si sigues navegando aceptas nuestra Política de Privacidad

Detenido el conductor ebrio que atropelló a varias personas en Puerto Banús y acabó estrellándose

autor Enzo Argüelles
tiempo de lectura 2 min
Actualizado: 30 may 2017Publicado: 29 may 2017

Una supuesta reyerta en Puerto Banús acabó con varios atropellos y un choque múltiple, tras una espectacular persecución policial. El saldo final fue de ocho heridos, y tanto el conductor como el acompañante del coche causante de los destrozos han dado positivo en alcohol y drogas.

El atropello que se produjo en una zona peatonal de Puerto Banús tiene toda la pinta de haber sido intencionado y estar motivado por una pelea previa en un conocido club de playa. El conductor entró a toda velocidad en una zona peatonal, supuestamente buscando a unas personas concretas, y atropelló a tres.

De ahí salió disparado, momento en el que un coche de la policía comenzó a perseguirlo. Pero se dio a la fuga y minutos después acabó su ‘escapada’ colisionando con otro vehículo, causando otros cuatro heridos, entre ellos un bebé, y él mismo.

El conductor, que no atendió a las indicaciones de la policía y atropelló a tres personas tras invadir este domingo la zona peatonal de la avenida Lola Flores de Puerto Banús, del municipio malagueño de Marbella, así como su acompañante, han sido detenidos, según fuentes cercanas a la investigación de la que se ha hecho cargo la Policía Nacional. El conductor del vehículo, además, ha sido hospitalizado tras resultar herido en el choque que causó en la A-7 en el que otras cuatro personas resultaron heridas.

La reconstrucción de los hechos que ha podido hacerse con los primeros datos apunta a que uno de los participantes en una riña que tenía lugar en un conocido club de paya, se dirigió al aparcamiento junto a otras cinco personas. Allí se montó en su coche y se dirigió hacia el grupo rival, atropellando a tres de ellos, para luego darse a la fuga en dirección a la autopista A-7. En su huida, a la altura del hotel Coral Beach colisionó con otro vehículo, dejando otros cuatro heridos hasta que, finalmente, el coche, un Audi Q7, fue alcanzado por la Policía Local y detenido tanto el conductor como su acompañante.

Ambos serán acusados por conducir borrachos y drogados, pero si se demuestra que los atropellos fueron intencionados, podrían encontrarse también con una acusación mucho más grave.

Los heridos, de distinta consideración, han sido trasladados al hospital Costa del Sol. Y los implicados en el choque han tenido la suerte de que se trataba de coches bastante seguros, pues la fuerza del impacto, caso de afectar a vehículos más pequeños y con menos medidas de seguridad, podría haber tenido consecuencias más graves.

Tras un primer momento de alarma y confusión, la Subdelegación del Gobierno en Málaga descartó que se tratase de un acto terrorista.

Noticias | Salud | Religión | Viajando con Héctor | Curiosidades | Deportes
Política de Privacidad