Pásalo utiliza cookies propias y de terceros para analizar tráfico y para publicidad. Si sigues navegando aceptas nuestra Política de Privacidad

La policía de Londres filtra las imágenes de los falsos cinturones de explosivos que llevaban los terroristas

autor Enzo Argüelles
tiempo de lectura 3 min
Publicado: 13 jun 2017

Un par de días después de que la policía hiciese públicas las imágenes de los cuchillos utilizados por los terroristas para el ataque en el Puente de Londres, nos han motrado imágenes de los falsos cinturones de explosivos que llevaban adosados a su cuerpo, si bien aún no se sabe qué buscaban con este ‘truco’, que hasta el momento nunca había utilizado un terrorista.

Son fotos de cinturones de explosivos falsos, caseros, cada uno de ellos hecho con tres botellas de agua de plástico cubiertas con papel de plata y rematadas en su ‘boca’ con cinta adhesiva negra.

Khuram Butt, Rachid Redouane y Youssef Zaghba los llevaban puestos cuando fueron abatidos por la policía, y quizás nunca sepamos cuál era el objetivo que se planteaban con los falsos cinturones de explosivos.

El comandante Dean Haydon, responsable de la investigación, comunicó que “nunca hemos visto esta táctica en el Reino Unido. Nunca antes unos terroristas dispuestos a crear el máximo terror habían llevado en su cuerpo falsos cinturones de explosivos”.

Pero no niega que de haberlos ‘sacado’ habrían creado más terror aún. “Cualquier persona que los hubiera visto aquella noche habría pensado que eran auténticos. Cualquiera.”Es difícil especular cuál es el motivo fue por llevar los cinturones.

Sobre las suposiciones que se hace la policía para encontrar una explicación a los falsos cinturones de explosivos, responde Haydon: “Podría ser que tuvieran planes para llevar el ataque hasta una situación en la que se hubiesen encontrado sitiados, o arrinconados por la policía, y podrían pensar que era una protección para que nadie se atreviese a dispararles. No se nos ocurren muchas más explicaciones”.

Estas fotos suceden a las de los cuchillos. Armas de más de 30 centímetros, de cerámica, de color rosa, y con el mango envuelto en cinta negra. Probablemente no metálicas para poder saltarse con ellas todos los controles de metales que intenten custodiar la entrada a algunos edificios.

Y realmente los cuchillos de cerámica podrían ser un problema añadido para la policía, por la imposibilidad de detectarlos en las máquinas que habitualmente custodian las entradas a edificios oficiales.

También encontró la policía recipientes llenos de gasolina en la furgoneta utilizada para atropellar y matar a las víctimas en el puente de Londres, lo que sugiere que los tres terroristas tenían intención de haber sido todavía más mortíferos y destructivos de lo que realmente fueron.

Los dos ‘explosivos’ estaban colocados en la puerta del asiento del pasajero, junto con dos sopletes. Y la policía, en la reconstrucción de los hechos, ha observado que la furgoneta pasó dos veces por el Puente de Londres antes de comenzar su cruel y frenético ataque a toda velocidad contra los peatones.

También se sabe ahora, según comenta Haydon, que un fallo en el método de pago evitó una tragedia aún mayor. Porque Butt, al que la policía considera el cabecilla del ataque, trató de contratar a un camión de 7,5 toneladas horas antes del incidente, pero no lo logró “debido a que su método de pago falló”.

Según la opinión de los detectives, ese problema les hizo pasar inmediatamente al plan B, y por eso contrataron la furgoneta.

Las conclusiones de la investigación creen que tres víctimas murieron en el puente – incluyendo el hombre que fue arrojado al Támesis – y cinco personas murieron apuñaladas alrededor de Borough Market.

La policía cree que Butt conducía la furgoneta.

Noticias | Salud | Religión | Viajando con Héctor | Curiosidades | Deportes
Política de Privacidad