Pásalo utiliza cookies propias y de terceros para analizar tráfico y para publicidad. Si sigues navegando aceptas nuestra Política de Privacidad

Un muerto y varios infectados de rabia por ataques de murciélagos vampiros en Brasil

autor Enzo Argüelles
tiempo de lectura 4 min
Publicado: 30 may 2017

Las autoridades sanitarias confirman que un hombre ha muerto y cuarenta personas están infectadas por el virus de la rabia en el noreste de Brasil, donde las autoridades acaban de reconocer la mayor ola de ataques de murciélagos vampiro jamás registrada en la región. Y aunque el fallecimiento se produjo en el mes de marzo, fue la primera persona que muere de rabia en Brasil desde el año 2004, y hace pocos días alertaban de que continúan los ataques contra personas.

Los equipos de control de enfermedades de Bahía no tardaron en reaccionar y comenzaron una campaña de sacrificio de murciélagos vampiro, ya que es muy alarmante cómo se ha multiplicado su número y cómo en los últimos tiempos han acercado sus nidos a las personas, perdiendo el miedo a la cercanía con el ser humano.

La persona fallecida, Edivalson Souza, tenía 46 años y fue mordido en el pie derecho cuando, mientras estaba ordeñando a una vaca, pisó accidentalmente a un murciélago. No le dio importancia alguna y se limitó a lavarse la herida. Tres semanas después fue hospitalizado con grandes dolores de cabeza, náuseas y falta de oxígeno.

Edivalson fue diagnosticado de rabia pero ya era demasiado tarde para que la vacuna pudiese hacer efecto y falleció a los pocos días.

Inmediatamente, los servicios médicos de Brasil alertaron a las autoridades sanitarias de la zona de Salvador, y éstas les informaron de una serie de ataques de murciélago vampiro que se estaban produciendo en la zona.
Y es que en los últimos tres meses, decenas de vecinos se han declarado aterrados por los ataques de murciélagos mientras duermen. Aseguran que se despiertan con las sábanas ensangrentadas después de que les mordieran en los dedos de los pies o los talones.

Un veterinario de la zona asegura que es muy frecuente que las personas que han sido picadas mientras duermen no sean conscientes de ello, pues es fácil confundir las mordeduras de murciélagos con un simple corte.

La mordedura no duele

Uno de los afectados por la mordedura del murciélago lo relataba así: “Cuando me desperté, me pareció que la cama estaba mojada. Había estado lloviendo toda la noche y pensé que había entrado el agua. Pero era mi sangre. Fue un shock. La herida era pequeña pero profunda, la sangre era oscura y gruesa, y no conseguía que la sangre dejara de brotar. Pero mientras me picó no sentí nada”.

Ahora un cartel expedido por las autoridades locales advierte de los peligros de la rabia, y avisa que en caso de ser mordido es urgente visitar a un médico.

Ahora todas las personas de la zona cierran sus puertas y ventanas durante la noche, pese al calor que hace, pero aseguran que los murciélagos están mucho más agresivos de lo que pueda ser normal: “La otra noche me desperté porque oí algo golpeando contra la ventana. Un murciélago que me había mordido antes parecía que venía a por más y estaba tratando de entrar. Golpeó varias veces contra el cristal, y lo más impactante es que acabó alejándose, como cogiendo carrerilla, para chocar con más fuerza contra el cristal de mi ventana”.

Los médicos han explicado que la mordedura del murciélago, con sus afilados incisivos, no causa dolor porque en la saliva tienen una sustancia que actúa como anestesia, y también tienen anticoagulantes que impiden que la herida se cierre en el tiempo normal.

Los expertos culpan de esta situación a la desforestación de la zona y la destrucción de las cuevas, que obliga a los murciélagos a emigrar a las ciudades.

Así atacan los murciélagos vampiro

Los murciélagos vampiro son los únicos mamíferos de la tierra que se alimentan exclusivamente de sangre.

Duermen durante el día en zonas de total oscuridad, suspendidos cabeza abajo, y viven en colonias de unos cien individuos, y una colonia puede beber, en un año, la sangre de 25 vacas.

Los vampiros murciélago suelen morder sobre todo a caballos o cabezas de ganado mientras duermen, pero se sabe que también se alimentan de sangre humana. Lo habitual es que estos vampiros murciélago chupen la sangre de sus víctimas durante unos 30 minutos, y aunque la cantidad de sangre que chupan no suele suponer un daño, sí que es un enorme riesgo la cantidad de infecciones que son capaces de transmitir, como la rabia, el tétanos…

Su manera de cazar más habitual es también bastante curiosa, ya abordan a sus víctimas desde el suelo. Se posan junto a su presa y se aproximan a ella caminando a cuatro patas.

Otras peculiaridad es que como se alimentan con dieta líquida tienen muy pocos dientes, aunque tremendamente afilados. Y en su hocico se aloja una especie de sensor térmico que le lleva en directo hacia el punto en el que fluye sangre caliente bajo la piel de su víctima.

Las crías de vampiro murciélago no se alimentan de sangre, sino de leche. Se aferran fijamente a sus madres, incluso mientras éstas están volando.

El murciélago vampiro común habita en las zonas tropicales de México, América Central y Sudamérica.

Noticias | Salud | Religión | Viajando con Héctor | Curiosidades | Deportes
Política de Privacidad