Pásalo utiliza cookies propias y de terceros para analizar tráfico y para publicidad. Si sigues navegando aceptas nuestra Política de Privacidad.

Pudieron haber linchado al terrorista de Finsbury Park, pero el imán de la mezquita le defendió (vídeos)

Dos vídeos del terrorista de Finsbury Park han comenzado a dar la vuelta al mundo. No tienen gran calidad, pero en el primero se puede ver la contención de los musulmanes, que consiguen detener al terrorista con los cuerpos de sus amigos o familiares tendidos a su lado… y aunque logran ‘pillarlo’ e inmovilizarlo, son […]
autor Enzo Argüelles
tiempo de lectura 2 min
Actualizado: 1 nov 2017Publicado: 19 jun 2017

Dos vídeos del terrorista de Finsbury Park han comenzado a dar la vuelta al mundo. No tienen gran calidad, pero en el primero se puede ver la contención de los musulmanes, que consiguen detener al terrorista con los cuerpos de sus amigos o familiares tendidos a su lado… y aunque logran ‘pillarlo’ e inmovilizarlo, son capaces de mantener la calma.

El terrorista, que se revuelve, fue arrastrado por el suelo e inmovilizado por la gente hasta la llegada de la policía por más que él gritaba “matadme, matadme”. Es un hombre de 48 años que se ha declarado islamófobo y que pretendía vengarse de otros atentados terroristas tomando la justicia por su mano y utilizando el mismo método para asesinar, por atropello, a musulmanes que salían de la mezquita, de sus oraciones nocturnas durante el ramadán. De momento hay un muerto y doce heridos.

En el vídeo que ha trascendido esta mañana se ve a un hombre que vestía una camiseta , con el pelo rizado y bien afeitado. De momento no se conoce la identidad de un hombre, considerado ya terrorista, que deliberadamente lanzó el coche contra los musulmanes que salían de la mezquita, diciendo: “Voy a matar a todos los musulmanes. Este es mi granito de arena”.

Pero cuando después del salvaje atropello intentó huir, un grupo de hombres le cogieron y lo tumbaron contra el suelo, para arrastrarlo a lo largo de la carretera, pasando al lado de cuerpos heridos.
Según se puede ver en el vídeo, el Imam de la mezquita, Mohammed Mahmoud, fue uno de los que se encontraba encima de él, y siempre intentó calmar a la multitud. Se le escucha gritar: “No le golpeéis, hay que entregarlo a la policía” mientras él les gritaba a todos: “Matadme, matadme”.

Después, como se puede intuir en otro vídeo, cuando el sospechoso ya había sido detenido y la policía le rodeaba, continuó incitando a la multitud sonriendo y hasta lanzando besos, mientras las víctimas, sus amigos y sus familiares hacían acopio de paciencia y la policía les instaba a no acercarse.

Scotland Yard ha dicho que el ataque de esta furgoneta blanca se está tratado ya como un “ataque terrorista deliberado y horrible a personas inocentes” y han alabado la calma y la ‘moderación’ que tuvieron los musulmanes cuando tenían al terrorista en sus manos.

Noticias | Salud | Religión | Viajando con Héctor | Curiosidades | Deportes
Política de Privacidad